sábado, 16 de junio de 2018

El estreno: Francia salva la cartelera (apenas)


Debe de ser cosa del Mundial, pero la cartelera se parece cada vez más a un páramo desierto, en la que hay que rebuscar para encontrar algo interesante.

De los USA, por ejemplo tan solo nos llegan la comedia ¡Qué guapa soy!, vehículo de lucimiento para Amy Schumer, que tras darse un golpe pasa de ser insegura a creerse la mujer más bella del planeta, y la claustrofóbica 10x10, donde Luke Evans secuestra a una de mis debilidades de los últimos tiempos, la británica Kelly Reilly, a la que descubrí en El vuelo y luego en las televisivas True Detective y Peaky Blinders.

El principal estreno español de la semana es No dormirás, cinta de terror dirigida por el uruguayo Gustavo Hernández con Belén Rueda y Natalia de Molina en sus principales papeles, sobre un experimento en torno al insomnio en un psiquiátrico abandonado y ciertos toques de Eva al desnudo. También tenemos A estación violenta, adaptación de la novela de Manuel Jabois con Nerea Barros y Alberto Rolán, y La noche del virgen, donde la comedia va dando paso al terror.

De Alemania nos llega El repostero de Berlín, donde un cocinero alemán viaja a Israel tras el fallecimiento de su pareja para conocer a la viuda de este y se dedica a hacer pasteles sin revelar su verdadera relación con el finado.

Alemania se une a Francia con En tránsito, donde un joven alemán se hace pasar por un escritor muerto para escapar a México tras la Segunda Guerra Mundial, pero se enamora en Marsella de una joven que no está dispuesta a irse sin hallar al hombre al que ama.

Y cerramos con Francia en solitario y la comedia Los 50 son los nuevos 30, de nuevo con una mujer de 50 años que debido a sus circunstancias tiene que volver a casa de sus padres, que la siguen tratando como a una niña. Y esto es lo que hay...

miércoles, 13 de junio de 2018

El estreno: Bruno Ganz vuelve a impartir cátedra


Cómo estará la cartelera para que el estreno de esta semana sea el que es. Pero es que, por ejemplo, no va a ser la quinta entrega de una más que cansina ya saga jurásica que, aparte de para seguir llenando el bolsillo de Spielberg y permitirle hacer las películas que quiere, pues no hay otro interés más. El reboot Jurassic World, que vi por primera vez el pasado lunes en FDF, no está mal, aunque no resiste la comparación con la obra maestra original, tras la cual no se salva ni una sola de la serie. Y, de hecho, lo mejor de World son los apuntes nostálgicos a una cinta de la que ya han pasado ¡20 años! En cuanto a la presencia de Bayona a los mandos, pues tampoco es un director que me diga gran cosa, y menos si va a echarse a perder en Hollywood con este tipo de films.

En pleno arranque del Mundial nos llega la muy oportuna comedia argentina El fútbol o yo, con una pareja y uno de sus miembros que acaba reconociéndose como adicto al fútbol, mientras de Corea del Sur recibimos A taxi driver, drama con toques de comedia y apuntes sociales. 

Una de las propuestas más potentes de la semana es la francesa Marguerite Duras. París 1944, con Melanie Thierry dando vida a la célebre escritora en esta adaptación de su novela El dolor, sobre sus propias vivencias en la parte final de la Segunda Guerra Mundial. También tenemos la comedia Normandía al desnudo, con Toby Jones y una versión corregida y ampliada de Full Monty, en la que todo un pueblo acabará desnudo por una buena causa.

Así que con estos mimbres la palma se la lleva la alemana En tiempos de luz menguante, o lo que es lo mismo, a priori, una lección interpretativa de Bruno Ganz, ese hombre que se puso definitivamente por encima del bien y del mal con El hundimiento y que aquí interpreta a un alto mando del partido comunista en la República Democrática de Alemania que celebra su 90 cumpleaños en el 1989, mientras su nieto favorito deserta a la Alemania Occidental.

domingo, 3 de junio de 2018

El estreno: El Quijote según Terry Gilliams


Semana de descanso tras Avengers, Deadpool y Han Solo, en la que a falta de blockbusters llega uno de los estrenos más esperados... desde hace bastantes años.

Pero arrancamos con la doble ración de terror de este fin de semana. De los USA nos llega un nuevo capítulo de Los Extraños, Cacería Nocturna, con los televisivos Christina Hendricks y Martin Henderson como caras más reconocibles, mientas la mexicana 1974 La posesión de Altair es una cinta al estilo documental de El proyecto de la bruja de Blair.

La novedad española es El intercambio, con Hugo Silva y Pepón Nieto como máximos reclamos en esta comedia sobre intercambios de parejas. De Italia tenemos Bendita ignorancia, nuevo vehículo de lucimiento de la pareja protagonista de Si Dios quiere, Alessandro Gassman y Marco Giallini, de nuevo como dos personajes opuestos -entonces un sacerdote y un ateo, y ahora dos profesores de métodos muy distintos- obligados a meterse en la piel del otro.

De Francia nos llega la comedia dramática Algo celosa, y sobre todo el otro claro aspirante a estreno de la semana, Basada en hechos reales, nueva intriga de un Polanski que sigue entregando nuevas películas ajeno a sus polémicas con la justicia, aquí sirviendo un duelo interpretativo entre su mujer, Emmanuelle Seigner, y Eva Green.

Pero nos quedamos con El hombre que mató a Don Quijote, proyecto del británico Terry Gilliam que finalmente se estrena tras todo tipo de vicisitudes durante años, con Jonathan Pryce como el célebre caballero y Adam Driver como su escudero en una nueva vuelta de tuerca de la obra de Cervantes, confundiendo realidad y fantasía, que no fue demasiado bien recibida en Cannes pero que sin duda supondrá un estreno inclasificable. Y con un reparto donde caben Jordi Mollà, Olga Kurylenko, Óscar Jaenada, Paloma Bloyd, Rossy de Palma o Sergi López. ¿El último delirio de Gilliams?

domingo, 27 de mayo de 2018

El estreno: Han Solo acapara los focos


Tenía que ser el estreno de la semana, aunque más por falta de competencia que otra cosa.

Nada español, y al margen de, de lo que luego hablaremos, de los USA apenas llega la cinta de terror Blanco perfecto, con un grupo de jóvenes, un vehículo averiado en plena carretera... y un francotirador.

Como siempre manda Francia, con Corporate, que recuerda a la española La punta del iceberg, aquí directamente con una ejecutiva a la que encargan hacer mobbing a sus empleados hasta que estos dimitan... o hasta que uno se suicida. Y también tenemos el último vehículo de lucimiento para Omar Sy, la estrella de Intocable, que en El doctor de la felicidad interpreta a un estafador que se hace pasar por médico... hasta que las cosas cambian, claro.

De Reino Unido nos llega Disobedience, un poco la bizarrada de la semana, con Rachel Weisz, Rachel McAdams y Alessandro Nivola... donde una de ellas regresa a su comunidad judía ortodoxa ¿? y se hospeda en casa de un amigo... y su mujer, que es examiga de la protagonista, con la que al parecer tiene un oscuro pasado ¿?

Y completamos la gira mundial con el western autraliano Sweet Country, con Sam Neill y Bryan Brown, y el policíaco italiano La chica en la niebla, donde Donato Carrisi adapta como director y guionista su  propia novela y Toni Servillo asume el rol del detective Vogel, bien secundado por Jean Reno y Greta Scacchi en la investigación de la desaparición de una adolescente en un pequeño pueblo.

Pero evidentemente el estreno es la precuela de Star Wars centrada en Han Solo, aunque Alden Ehrenreich lo tenga imposible para escapar a la sombra de Harrison Ford y Ron Howard no parezca la mejor opción como director. Quizás por eso les han rodeado con gente como Woody Harrelson, Thandie Newton, Donald Glover o una Emilia Clarke que cada vez trabaja más fuera de Juego de Tronos. Volvemos a una galaxia, muy, muy lejana... otra vez.

sábado, 19 de mayo de 2018

El estreno: ¡La bola entró! (Alguien tenía que decirlo...)


Continúa el aluvión de films, incluyendo algunos que parecen acumular cierto retraso. Es el caso de nuestro estreno de la semana, del que luego hablaremos, o de Sansón, que llega bastante después de la Semana Santa.

Empezamos con los USA y la nueva propuesta Marvel, unas semanas después del apoteosis vengador. Nada que ver con la secuela de Deadpool, comedia desmadrada con Ryan Reynolds liderando ahora su propio grupo de ¿superhéroes?, eso sí, también enfrentado a Josh Brolin, que cambia a Thanos por Cable y sigue sumando personajes históricos de la Casa de las Maravillas. Marvel sigue on fire.

Dejamos ahí las novedades made in Hollywood y nos venimos a España, con una cinta que, con la promoción adecuada, podría ser un puntazo. El ataúd de cristal supone el debut en largometraje del cineasta vasco Haritz Zubillaga, quien le da una vuelta de tuerca a la célebre Buried con la historia de una actriz, interpretada por la italiana Paola Bontempi, que queda atrapada por un misterioso personaje en la limusina que la lleva a una gala para recoger un premio. La otra novedad hispana, aún menos promocionada, es Dhogs, cine negro también con protagonista femenina.

Esta semana manda, cómo no, Francia, cuyas propuestas empiezan con El taller de escritura, del director de La clase, nuevamente reflejando los problemas sociales de la juventud gala. Seguimos con Pororoca, coproducción con Rumanía, en la que una pareja y su hijo afrontan la súbita desaparición de su otra hija. Y completamos con Hannah, coproducción con Italia y Bélgica a mayor gloria de Charlotte Rampling, que sigue resistiéndose a la jubilación e interpreta a una mujer cuya rutina se rompe cuando su marido es encarcelado.

De Reino Unido nos llega Las estrellas de cine no mueren en Liverpool, a la que podríamos buscar parecido con aquella Mi semana con Marilyn, aquí con la historia real del actor británico Peter Turner, quien vivió un apasionado romance con la actriz norteamericana Gloria Grahame. Si añadimos que les dan vida Jamie Bell y Annette Benning, pues no hay más que decir.

La otra propuesta británica es Lean on Pete, con un joven de 15 años que tras la muerte de su padre viaja en busca de su tía. Drama en cuyo reparto encontramos desde Charlie Plummer a Amy Seimetz, pasando por Steve Buscemi o Chloe Sevigny.

Y completamos, también varias semanas después de Pascua, con Dos coronas, cinta polaca sobre Maximilian Kolbe, sacerdote nombrado santo y mártir después de cambiar su vida por la de un prisionero de Auschwitz a quien habían sentenciado a morir de hambre.

Pero la elegida es Borg McEnroe, coproducción entre Suecia, Finlandia y Dinamarca, que supone la segunda cinta tenística de la temporada, tras la comedia La batalla de los sexos, de nuevo trasladando a la gran pantalla historias reales de rivalidad, aunque en este caso poca broma. Shia Lebouf trata de recuperar prestigio dando vida a John McEnroe y Sverrir Gudnason encarna a Bjorn Borg, aunque resulta más conocido quien interpreta a su padre, Stellan Skarsgard. Si os quedasteis con ganas de más después de La batalla de los sexos, y sobre todo, de Rush, que narraba a la perfección la rivalidad deportiva entre James Hunt y Niki Lauda, será vuestra elección perfecta.