sábado, 15 de julio de 2017

El estreno: César se despide a lo grande


Esta semana sí, el blockuster manda, y tb el cine made in USA, pero tenemos más novedades.

De España nos llegan dos propuestas, que apenas encontraréis en alguna sala. Alumbrar (Las 1.001 novias) es la secuela de Capturar (Las 1.001 novias), estrenada el pasado marzo. Su director y protagonista, Fernando Merinero, sigue apostando por el falso documental para reflexionar sobre su vida cotidiana. Y El debut, de una hora de duración, es otra suerte de documental sobre la puesta en marcha de una compañía de teatro.

Empezamos la gira por Europa con lo más cercano a Hollywood, la británica Su mejor historia, con Gemma Arterton, bien acompañada por Bill Nighy, Jack Huston o Jeremy Irons, y la historia real de una joven que fue contratada en la Segunda Guerra Mundial para aportar un toque femenino a una película pensada para levantar la moral de la sociedad.

De Alemania nos llega la comedia Cita a ciegas con la vida con un joven casi ciego que consigue trabajar en un hotel, y de Bulgaria y Grecia Un minuto de gloria, que arrasó en el Festival de Gijón (mejor película, guión y premio de la crítica), sobre un trabajador de ferrocarril que encuentra un millón y lo devuelve, recibiendo un reloj de pulsera... que se para enseguida. Y para colmo, pierden su reloj antiguo, que tratará de recuperar como sea.

Por último, tenemos uno de los estrenos de la semana, el regreso del serbio Emir Kusturica, siete años después, retomando su querencia por el surrealismo con En la Vía Láctea, ambientada en la guerra de los Balcanes y donde le acompaña Monica Bellucci.

Y ya en Hollywood, doble ración de blockbuster y de secuela, con sendas terceras partes. Por un lado, el tercer capítulo de Cars, abundando en la querencia de Pixar por las secuelas innecesarias... desde que fue adquirida por Disney. Tercera, pues, aventura de Rayo McQueen, que tras su periplo europeo al más puro estilo Bond -entretenido, pero lejos del nivel de la cinta inaugural- parece retomar ambientes y paisajes de la primera entrega, es decir, vuelve la Fórmula Nascar.

Más estimulante resulta el estreno de la semana, La Guerra del Planeta de los Simios, tercera entrega también de esta versión actualizada de la célebre saga que inaugurara Charlon Heston en los 70, y que ha mantenido un excelente nivel en sus dos primeros capítulos, para sorpresa de todos. Matt Reeves repite en la dirección y aunque, dicho sea de paso, esta nueva continuación no llega al nivel de su magnífica predecesora, mantiene el tipo y supone el cierre perfecto a una historia que ha dado muchos grandes momentos. Por ahora, el blockbuster del verano, aunque escamotea esa guerra a la que alude el título y acaba resultando más bien un remake de La Gran Evasión. Lo que tampoco está nada mal.

viernes, 7 de julio de 2017

El estreno: Laia Marull es 'Brava'


Y aquí estamos de nuevo, a la espera de los monos (ya lo entenderéis).

Esta semana, mucho estreno, y mucha bizarrada. Empezando por Baby Driver, el blockbuster de la semana, con lo nuevo del británico Edward Wright en los USA, cine de acción con mucho estilo y mucha música. El prota es un joven as de la conducción (siempre al ritmo de la música que escucha en sus auriculares) en una peli de atracos, con gente como Kevin Spacey y Jamie Foxx. Todo muy loco.

Aunque ni la mitad que, por ejemplo, Prevenge, donde una mujer embarazada oye la voz de su futuro hijo que le ordena cometer asesinatos... Y para rematar, la directora realizó la peli embarazada de siete meses... Más de terror, Llega de noche, que se inscribe en la última línea de películas que tratan de darle una vuelta a tan manido género, y The love witch, sobre una joven que utiliza la magia para ligar...

Curiosa también Estados Unidos del amor, sobre la apertura de Polonia al capitalismo en los 90 a través de cuatro mujeres, mientras El hombre del corazón de hierro nos ofrece la superproducción francesa de la semana, con la reconstrucción de la misión para cargarse a Reinhard Heidrych, nada menos que el jefe de las SS y la Gestapo, con Rosamund Pike en un reparto internacional.

Entre lo más convencional, La Wedding Planner, comedia romántica de enredo francesa, y Día de patriotas, sobre el atentado en el maratón de Boston, con Peter Berg esta vez a los mandos y Mark Wahlberg como prota, muy bien secundado por Kevin Bacon, JK Simmons, Michelle Monaghan y John Goodman.

Y ya centrándonos en el producto nacional, dos de esas películas casi inencontrables en cualquier sala, El pastor, sobre... un pastor que vive feliz y no quiere vender su parcela... a diferencia de sus dos vecinos...

...y Brava, el estreno de la semana, y posiblemente una de las interpretaciones de la temporada, con Laia Marull como una mujer que es asaltada en el metro y para sobrellevar el trauma vuelve al pueblo con su padre, lo que desata su lado oscuro. Si a la Marull la acompañan encima Emilio Gutiérrez Caba, Francesc Orella o Sergi Caballero, pues aún mejor.


jueves, 6 de julio de 2017

El estreno: Arias+Grandinetti+Silva = ¡La concha de tu...!



La comedia fue la reina de la semana de cine que estamos a punto de cerrar.

Empezando por la española Cash n Flow: The Event, hecha con cuatro duros y recordando recientes ciberataques, y siguiendo con Colossal, coproducción entre España y los USA (y Corea del Sur, ahí es nada, además de Canadá) que es la nueva marcianada de Vigalondo, con Anne Hathaway como una joven que descubre su conexión con el Godzilla de turno...

Ya saltando a los USA, el blockbuster de la semana es la tercera entrega de Gru, que vuelve con hermano gemelo incluido... y los Minions, por supuesto. Más atractiva parece otra comedia, Una noche con mi exsuegro, que reúne a Emili Hirsch y JK Simmons en esta suerte de road movie donde exnovio y exsuegro buscan a la exnovia. 

Nada que ver con Un don excepcional, donde Chris Evans deja el escudo del Capitán América para educar a una niña prodigio. El otro dramón de la semana es la española Verano 1993, en la que una niña de 6 años empieza a vivir con su familia adoptiva tras la muerte de su madre.

Y siguiendo con niñas, la francesa Aurora es la adaptación de la primera entrega de la trilogía El diario de Aurora, en torno a la vida de una niña de 13 años. Completamos el apartado infantil-juvenil de la semana con la griega Park, sobre un grupo de adolescentes de clase baja que hallan su refugio en las ruinas de Atenas 2004 y En este rincón del mundo, cinta de animación japonesa que bien podría ser el estreno de la semana, con una joven de 18 años que sueña con dibujar y cuya vida cambia con su matrimonio concertado, que la lleva a vivir cerca de Hiroshima en plena Segunda Guerra Mundial.

Pero mi elección es Despido procedente, segundo trabajo tras la cámara de Lucas Figueroa en una nueva comedia española, algo apartada de los cánones habituales, y que supone el regreso al género y a la gran pantalla de Imanol Arias, que deja por un rato a los Alcántara. Le acompañan Darío Grandinetti y Hugo Silva en este desmadre ubicado en Argentina. 


lunes, 26 de junio de 2017

El estreno: Y Wonder Woman se hizo carne


Lo bizarro reina en los estrenos de esta semana. Empezando por Hermanos del viento, la novedad española, entre el documental y el drama, con la curiosa relación entre un chaval y un águila, que sirve a TVE para recuperar el legado de Félix Rodríguez de la Fuente.

Otra novedad patria es Selfie, que al parecer ha costado 10.000 euros, supongo que recaudados mediante crowfunding, para levantar una comedia sobre las peripecias de un político corrupto que pasa de la Moraleja a ser okupa.

Y completamos el trío de rarezas españolas con La película de nuestra vida, donde un joven, un adulto y un anciano, que tal vez sean el mismo hombre ¿? despiertan en su casa de veraniego. Film con Francesc Garrido, descubierto para muchos como el protagonista de la televisiva Sé quien eres.

De la India nos llega la cinta bélica Tubelight y también tenemos la psicodélica cinta de animación Robby & Toby y el viaje fantástico y la coproducción entre Canadá e Irlanda Maudie, biografía de la artísta Maud Lewis con Sally Hawkins y Ethan Hawke.

La primera apuesta fuerte de la semana es La casa de la esperanza, a mayor gloria de Jessica Chastain en una película made in Hollywood a lo Schindler con Daniel Brühl.

Y nos quedamos con el blockbuster de la semana, algo ya habitual. DC vuelve a intentarlo con Wonder Woman, la tercera pata de esa trinidad que completan Superman y Batman. Mucho ha tardado en llegar a la gran pantalla este personaje, tal vez porque se trata de una mujer. Gal Gadot ha resultado la elegida en el casting perfecto, y tras robar planos en Batman vs Superman aquí se lleva todo el protagonismo junto a un Chris Pine que sigue demostrando que tiene un gran olfato para elegir proyectos. La cinta, como la primera del Capitán América de Marvel, nos presenta a la amazona luchando en la Guerra Mundial, a la espera de que por fin el universo DC salte a la gran pantalla con acierto -si exceptuamos a Nolan, claro-. Dirige una mujer, Patty Jenkins, que se ha tirado una década sin volver al cine tras darle un Oscar a Charlize Theron por Monster, y que ya ha logrado ser la directora que consigue la película más taquillera dirigida por una mujer. Démosles una oportunidad. Y recordemos que Elena Anaya aparece como una de las villanas.

viernes, 16 de junio de 2017

El estreno: Jordi Sánchez se arma de paciencia


Un par de aspirantes a blockbuster, sin demasiadas ínfulas, y mucho estreno, sobre todo español, y mucho Sitges.

Porque parece que se han puesto de acuerdo para estrenar el mismo fin de semana varios títulos que pasaron por el certamen. Los más reconocibles son I am not a serial killer, elegida como Mejor Película en la sección Panorama, con un joven obsesionado por los asesinos en serie, que trabaja en una morgue y decide cazar a un asesino que actúa en su ciudad, con Christopher Lloyd en su reparto, y Animal de compañía. Esta última, coproducción entre España y los USA, se llevó el premio al Mejor Guión y nos trae a Dominic Monaghan como el empleado de un refugio de animales que se reencuentra con antiguo interés amoroso del instituto y tras recibir calabazas la encierra en una jaula.

También pasaron por Sitges dos cintas muy literarias, Mientras ellas duermen, con Wayne Wang adaptando un cuento de Javier Marías protagonizado por Takeshi Kitano, y la portuguesa Cartas de la guerra, que adapta un libro de Lobo Antunes.

De España nos llega también Ignacio de Loyola, biografía del fundador de la Compañía de Jesús, y Júlia Ist, sobre una joven que se redescubre al viajar a Berlín como Erasmus. De Colombia tenemos La mujer del animal, denunciando la situación de esclavitud de muchas mujeres en las favelas, de Canadá Cosecha amarga, con Barry Pepper y sobre los intentos de Stalin de anexionar Ucrania, y de Georgia La vida de Anna, sobre una joven que emigra a los USA para dar un mejor futuro a su hijo autista.

París puede esperar no es la cinta francesa de la semana, sino una comedia romántica made in Hollywood con Diane Lane, Alec Baldwin y Arnaud Viard. Y de los USA nos llega también el salto a la gran pantalla de Los vigilantes de la playa, a mayor gloria de The Rock, rodeado por Zac Efron y muchas bellezas como Alexandra Daddario, a quien descubrimos en True Detective. Y por supuesto no podía faltar Pamela Anderson.

Pero me quedo con Señor, dame paciencia, nueva comedia patria que parece inscribirse en la línea de la reciente Es por tu bien, aquí con Jordi Sánchez -los españoles le conocen por Aquí no hay quien viva, La que se avecina o como se diga, los catalanes por la mítica Plats Bruts- como señor de derechas y del Real Madrid -no sé qué le parecerá esto a Sergio Ramos- quien tras el fallecimiento de su señora esposa -Rossy de Palma por más señas- tiene que cumplir su última voluntad: un viajecito con toda la familia, incluidos familiares gays y sus parejas o las parejas de sus hijas. Veremos si sirve para echar unas risas o para caer en el sopor.... veraniego.