sábado, 21 de abril de 2018

El estreno: Mateo Gil se pasa a la comedia


Semana prolífica con hasta 14 estrenos, así que empezamos sin más.

La animación tiene buena parte de culpa de esta amplia variedad donde elegir, con hasta cuatro propuestas. La más prescindible parece El americano, coproducción entre los USA y México protagonizada por un loro. La cosa empieza a mejorar con El príncipe encantador, nueva vuelta de tuerca en clave de comedia a los cuentos tradicionales con las voces de las cantantes Demi Lovato y Avril Lavigne. La tercera coproducción made in USA, la anterior con Canadá y esta con Alemania, es Isla de Perros, que curiosamente es lo nuevo de Wes Anderson, con las voces de Bryan Cranston, Frances McDormand y Edward Norton, ahí es nada. Y por último tenemos la japonesa Fireworks, con un romance adolescente en pleno Día de la Marmota...

Tenemos también dos documentales bien diferentes, Lo que fui es lo que soy, autobiografía de Alejandro Sanz, y Sin miedo, sobre los desaparecidos políticos de Guatemala.

De gira por Europa, de Francia nos llegan el policíaco en blanco y negro 9 dedos, el drama en coproducción con República Checa No estamos solos, y sobre todo Custodia Compartida, muy de actualidad, que vuelve a poner en tela de juicio que padres condenados por violencia de género reciban la custodia de sus hijos.

De Reino Unido nos llega Bailando la vida, nueva entrega de romance otoñal, esta vez en clave musical y con nombres tan reconocidos como Timothy Spall, Joanna Lumley o Imelda Staunton.

Y de los USA, poca cosa, Cada día, que puede ser la bizarrada de la semana, con un romance de adolescentes en el que el chico es un espíritu que cada día se encarna en un cuerpo diferente... y Un lugar tranquilo, cinta de terror que tiene como principal aliciente el rol protagonista de Emily Blunt.

Cerramos con las novedades españolas, empezando por Sergio & Serguéi, ambientada en 1991 y sobre la relación entre un astronauta ruso abandonado en la MIR y un radioaficionado cubano...

...y acabando con Las leyes de la termodinámica, debut, si no me equivoco, en la comedia romántica de Mateo Gil, y protagonizada por Irene Escolar, Berta Vázquez, Vicky Luengo, Chino Darín y Vito Sanz. Propuesta desenfadada y fresca en plena primavera que acaba llevándose el gato al agua... y es que no hay para más.

sábado, 14 de abril de 2018

El estreno: Agatha Christie insiste


Bienvenidos a la época de sequía, entre la temporada de premios y los blockbusters veraniegos.

Arrancamos con una docena de estrenos, ninguno de ellos de alto copete. El sueño de las lagartijas, drama familiar que encontraréis en muy pocas salas, es una de las escasas novedades españolas junto a Blue Rai, comedia romántica que gira en torno a un secuestro en un videoclub. Completamos los estrenos en lengua hispana con la colombiana Matar a Jesús, a vueltas con la venganza, y la mexicana La delgada línea amarilla, con cinco hombres contratados para pintar la línea divisoria entre dos pueblos.

De Francia nos llegan hasta tres propuestas. Empezamos con la comedia Cariño, yo soy tú, en la que una pareja que le es infiel a sus respectivas (parejas) se despierta tras su última noche juntos con los cuerpos intercambiados, él en el de ella y ella en el de él. Seguimos con el drama El buen profesor, nuevamente con un maestro que trata de llevar por el buen camino a sus alumnos, y Alma Mater, sobre la guerra de Siria.

La nota curiosa la ponen Los hambrientos, versión canadiense del universo zombi, y Corazones de piedra, cinta islandesa sobre dos amigos que pasan un verano en el que uno se enamora de una chica y el otro descubre que quiere a su amigo.

Y nos vamos a los USA, donde entre Spielberg y Vengadores se cuela Dwayne Johnson, acompañado por un mono gigante en Proyecto Rampage.

Acabamos en Reino Unido con La casa torcida, que al parecer debe ser una de las escasas obras de Agatha Christie que aún no había sido llevada a la gran pantalla, a diferencia de la reciente Asesinato en el Orient Expres. Suerte de Cluedo en torno a un asesinato en una mansión, con un reparto de auténtico lujo: Glenn Close, Christina Hendricks, Terence Stamp, Gillian Anderson y un largo etcétera. Lo que me tiene en duda es hasta qué punto se sumará la ironía al misterio...

sábado, 7 de abril de 2018

El estreno: Wenders+Vikander+McAvoy= Inmersión


Los últimos coletazos de las Pascuas nos han traído muchos estrenos pero ninguno con grandes aspiraciones. Si acaso, la comedia española Campeones de Javier Fesser, en la que Alberto Gutiérrez sigue prolongando su estado de gracia como un entrenador de baloncesto que acaba haciéndose cargo de un equipo formado por jugadores con discapacidad, en lo que promete combinar risas y reflexión social.

La otra novedad española es lo último de Ventura Pons, Miss Dalí, que nos acerca la desconocida figura de la hermana del célebre pintor, encarnada nada más y nada menos que por Sian Phillips, inolvidable Livia en la mítica Yo, Claudio.

De los USA nos llega apenas Juego de ladrones, nuevo vehículo de acción para Gerard Butler, mientras de China tenemos Have a nice day, la bizarrada de la semana: cine de animación con gangsteres chinos, que al parecer refleja la corrupción en la China actual, lo que la ha llevado a ser censurada.

De Francia tenemos Un sol interior, que ha venido en denominarse como comedia anti-romántica, y cuenta como protagonistas con dos auténticas estrellas: Juliette Binoche y Gerard Depardieu, mientras de Italia nos llega Veloz como el viento, drama de superación ambientado en el mundo del motor. Por último, Verano de una familia de Tokio es la secuela de la japonesa Maravillosa familia de Tokio, ahora en torno a los intentos de la familia por convencer al abuelo de que deje de conducir tras un pequeño accidente de tráfico.

Pero la palma se la lleva Inmersión, con la que Alicia Vikander, a la que aún podemos ver como Tomb Raider, hace doblete en la cartelera, aquí reivindicándose como actriz junto a James McAvoy en la última propuesta de Wim Wenders, una historia de amor más grande que la vida, que sigue a los dos protagonistas en sus odiseas personales, separados tras haberse conocido.

domingo, 1 de abril de 2018

El estreno: El videojuego de Spielberg


Llega la Pascua, días de vacaciones, y un fin de semana marcado por el regreso del rey y un claro dominio galo en la cartelera con más de la mitad de los estrenos.

Francia viene fuerte y lo hace con estrellas. Para empezar, Cosas de la edad, original comedia en la que Marion Cotillard y Guillaume Canet, pareja en la vida real, se interpretan a sí mismos bajo la dirección del primero. Para seguir, otra comedia, Una razón convincente, que une a mi actor francés favorito (con permiso de Jean Reno), Daniel Auteil, y la joven Camélia Jordana, en otra cinta heredera de Intocable, aquí dirigida por el también actor de origen israelí Yvan Attal, con el choque entre una joven árabe de los suburbios parisinos que sueña con ser abogada y un profesor cínico y arrogante.

En coproducción con otros países tenemos El Cairo Confidencial, que bien podría haber sido el estreno de la semana, con la investigación en plena primavera árabe del asesinato de una famosa cantante en el que parecen estar involucradas las élites egipcias. Por si hubiera alguna duda, en el último Festival de Valladolid recibió los premios a la mejor película, director y guión, estos dos últimos para Tarik Saleh.

Y cerramos el repertorio galo con Bárbara, lo nuevo de Mathieu Amalric en la dirección, que le valió el César a su protagonista, Aurore Clément, aquí como una actriz que da vida en el cine a la famosa cantante francesa Bárbara, fundiéndose realidad y ficción a medida que transcurre el rodaje.

Entre tanta oferta de nuestro país vecino solo tenemos una novedad española, El club de los buenos infieles, comedia de perfil medio con un reparto que reúne a Fele Martínez con Adrián Lastra o Jordi Vilches como varios amigos que se reencuentran en una cena de ex alumnos y se unen para ser infieles a sus mujeres.

Nos vamos ya a los USA con El justiciero, nuevo vehículo de lucimiento para Bruce Willis, aquí con el clásico papel de quien se toma la justicia por su mano. Visto el tráiler televisivo todo apunta a uno de los films alimenticios que tanto abundan en la última trayectoria del protagonista de Luz de Luna, pero hay varios detalles que le hacen ganar interés. Para empezar, estamos ante un remake de Death Wish, más conocida por estos lares como Yo soy la justicia, es decir, la taquillera saga protagonizada en su día por Charles Bronson con un personaje que convertía a Harry el Sucio en una hermanita de la caridad. Y para seguir, tenemos en la dirección a Eli Roth, más vinculado al cine de terror gore por películas como su célebre Hostel, y en el guión a Joe Carnahan, que prometía mucho pero se echó a perder con su versión de El Equipo A para la gran pantalla. Ah, y en el reparto encontramos también a Elisabeth Shue y a Vincent d'Onofrio. Ahora, el lema del cartel no llama a engaño: 'Ellos acabaron con su familia, ahora él acabará con ellos'.

Pero el estreno de esta semana estaba más que cantado. Tan solo unos pocos meses después de The Post, con la que nos mostró su versión más seria, con aspiraciones a los Oscar que se quedaron en nada, Steven Spielberg vuelve a presentarse como el Rey Midas de Hollywood con su versión más palomitera. ¿Quién, si no Spielberg, podía dirigir Ready Player One, best seller de culto de Ernest Cline que nos traslada a un futuro decadente en el que la humanidad se evade con Oasis, un universo virtual de videojuego, como si de una adictiva droga se tratara. Su creador, interpretado por el ya imprescindible en la filmografía más reciente de Spielberg, Mark Rylance, fallece, revelando que en ese universo ha escondido un tesoro, con lo que se desata la caza. El gran reclamo es que novela y película están plagadas de referencias a los maravillosos 80 -en los que el propio Spielberg cimentó su mito- y el apartado visual es portentoso. Como para perdérselo (sobre todo si amas los 80).


martes, 27 de marzo de 2018

El estreno: Un aviso de Calparsoro para Arévalo


Volvemos a la normalidad, o sea, la palma para el estreno español. Y hablando de palmas...

... con el Domingo de Ramos siguen llegando novedades de Semana Santa a la cartelera, en este caso Pablo, el Apóstol de Cristo, con Jim Caviezel a la espera de retomar el papel de Cristo en la secuela de La Pasión de Mel Gibson, si acaba confirmándose el proyecto, que con Gibson nunca se sabe.

La otra cinta muy acorde con estas fechas es Peter Rabbit, en este caso animación con el conejo de Pascua.

El blockbuster de la semana es Insurrección, la muy oportuna secuela de Pacific Rim, ahora que al director de aquella, Guillemo del Toro, acaban de darle un Oscar. Y completamos la oferta made in USA con Gringo: se busca vivo o muerto, comedia de acción con un trío de mujeres de vértigo, Charlize Theron, Thandie Newton y Amanda Seyfried.

Nada que ver con la noruega Thelma, cinta nominada a los últimos Oscar como película de habla no inglesa, que aborda un romance lésbico con tintes sobrenaturales. De Francia nos llega lo último de Robert Guédiguian, La casa junto al mar, en la que una reunión familiar se ve alterada por la llegada de una patera, y en coproducción con Italia, a cargo del director Paolo Virzi, El viaje de sus vidas, romance otoñal con Helen Mirren y un incombustible Donald Sutherland que también acaba de estrenar en televisión Trust, dando vida al mismo personaje que le ha valido una nominación al Oscar a Christopher Plummer, el magnate Paul Getty.

Pero el rey sigue siendo el cine español, y más concretamente lo último de Daniel Calparsoro, que parece haber encontrado la fórmula tras su exitosa y notable Cien años de perdón. Ahora nos llega El aviso, con Raúl Arévalo muy bien acompañado por gente como Antonio Dechent, Aitor Luna, Belén Cuesta o una Aura Garrido cada vez más perdida para El Ministerio del Tiempo, y bien hallada para la gran pantalla. El argumento, además, tiene tintes de ciencia ficción, con una doble carrera en dos tiempos distintos para salvar a un niño. Veremos si Calparsoro sigue en forma.