domingo, 15 de octubre de 2017

El estreno: Un castillo de cristal para Brie Larsson


Lluvia de estrenos en un largo fin de semana de puente, y con muchos aspirantes a estreno de la semana.

Curiosamente no tenemos entre ellas ninguna española, aunque sí mucha coproducción argentina. La más española es Sólo se vive una vez, que al menos en su cartel remite a recientes éxitos del cine de acción como Baby Driver, y con mucho reparto español, desde Carlos Areces a Santiago Segura, pasando por Hugo Silva, además de Gerard Depardieu o la China Suárez.

De Argentina nos llega también Abrir puertas y ventanas, con tres hermanas que siguen adelante tras la muerte de su abuela, y de Chile Una mujer fantástica, que fue una de las triunfadoras de Berlín, sobre un transexual que afronta el fallecimiento de su pareja.

No podía faltar el estreno francés, Mal genio, con el director de la oscarizada The Artist, Michel Hazanavicius, afrontando uno de los periodos más convulsos en la biografía de otro cineasta galo, Jean-Luc Godard, ni una cinta para los peques de la casa, la secuela de Operación Cacahuete, con la que empezamos el repaso a las, muchas, novedades made in USA.

El cine de género nos trae la nueva entrega de la serie de terror Annabelle, Creation, y El muñeco de nieve, thriller en el que Michael Fassbender y Rebecca Ferguson unen esfuerzos para detener a un asesino en serie.

También tenemos Cuento de invierno, en la que Marc Webb cambia las redes de Spiderman por un drama romántico con Jeff Bridges, Kate Beckinsale o Pierce Brosnan, entre otros, y el que podría haber sido el estreno de la semana, La suerte de los Logan, o lo que es igual, el regreso del 'retirado' Steven Soderbergh, con una nueva historia de atracos entre familia que acaban como el rosario de la aurora, que incluye en su reparto a Daniel Craig, Channing Tatum o Adam Driver.

Pero esta vez el drama familiar puede más que el thriller familiar y la elegida es El castillo de cristal (traducción exacta del original), con la biografía de la periodista Jeanette Walls, aquí interpretada por la oscarizada Brie Larson, sobre la complicada relación con sus progenitores, aquí Naomi Watts y Woody Harrelson. Oportunidad para que todos se luzcan en un film que apunta alto.


martes, 10 de octubre de 2017

El estreno: Ford vuelve a cazar replicantes


Jornada cargada de estrenos, algunos de los cuales podrían haber sido el triunfador de la semana, de no ser porque ese puesto estaba ya pedido.

No es el caso de Museum, cinta asiática de terror que aterriza en nuestras salas tras su paso por Sitges; el drama romántico galo El jardín de Jeanette, ni sobre todo La cabaña, otro de esos despropósitos delirantes que nos llegan de Hollywood con el único propósito de hacer creer al público que Dios existe. Y en el que no sabemos qué pinta Sam Worthington... que debe estar harto de esperar las secuelas de Avatar.

Se acerca más el documental Una verdad muy incómoda, donde ajeno a Donald Trump, Al Gore sigue intentando ganar conciencias para la lucha contra el cambio climático. También puede estar bien Tu mejor amigo, en la que Lasse Hallström, que se dio a conocer precisamente con Mi vida como un perro, trata de repetir la jugada de Hachiko, aquella película en la que el perro de Richard Gere le esperaba todos los días... aunque había muerto.

Nos llegan dos novedades con firma española, bien opuestas. Morir, vaya, no es una comedia, sino un nuevo drama para lucimiento de Marián Álvarez, que por desgracia parece ser otra de esas actrices incapaces de aprovechar premios. Y en Toc, toc tenemos de nuevo juntos a Paco León y Alexandra Jiménez, además de Rossy de Palma, Inma Cuesta o Adrián Lastra, en una comedia sobre una consulta donde coinciden varios pacientes de TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo). Podría ser un desastre, pero me fío de que se basa en una obra de teatro.

Y empezamos a pisar el acelerador con La montaña entre nosotros, film sobre un hombre y una mujer que se ven obligados a aliarse tras sobrevivir a un accidente aéreo. Si ese hombre es Idris Elba y esa mujer es Kate Winslet, desde luego tienen mi entrada.

O la tendrían si no fuera porque el gran Miguel Ángel Solá protagoniza El último viaje, como un anciano que decide regresar a Europa para contarle cómo ha sido su vida a quien se la salvó en un campo de concentración nazi. Y encima tenemos a Ángela Molina y Natalia Verbeke.

Pero esta semana llega la secuela de Blade Runner... así que no hace falta decir nada más. Bueno, sí. Que hoy en día lo mejor del film original, en cualquiera de sus versiones, es la banda sonora de Vangelis. Ahí lo tiene imposible la secuela. Por lo demás, Scott tuvo el mérito de inventar un nuevo modelo copiado después hasta la saciedad, en el que la atmósfera predominaba sobre lo demás. Así que la secuela puede superar a su modelo en guión y efectos especiales, es decir, recreación de ese universo. Lo malo es que no tendremos a Rutger Hauer en su mejor momento... (Y Harrison Ford que sigue dando gracias por que estén recuperando a todos sus personajes míticos... aunque quizás hubiera sido mejor dejarlos estar...)

lunes, 2 de octubre de 2017

El estreno: La Madre! de Aronofsky


El cine español regresa con fuerza... o más bien a medio gas. Esta semana tenemos, justo después del festival de San Sebastián, la comedia Operación Concha, ambientada precisamente en este marco tan cinematográfico, y que nos trae de vuelta  Jordi Mollà, junto a Bárbara Goenaga, Karra Elejalde o Unax Ulgade. La otra propuesta española de la semana es La llamada, adaptación del musical de culto sobre dos jovencitas en un campamento de verano dirigido por monjas, con Macarena García y Anna Castillo como protagonistas.

Una apuesta algo más segura es La cordillera, coproducción en este caso con Francia y Argentina, que nos trae a Ricardo Darín convertido en presidente de Argentina y un raro argumento sobre el ¿mal? Eso sí, el actor argentino, recientemente homenajeado en San Sebastián por su trayectoria, viene bien acompañado por Dolores Fonzi, Elena Anaya y hasta Christian Slater.

Mientras, Hollywood parece en huelga y apenas nos trae la quinta, y dicen que última, entrega de la mítica Phantasma, casi 40 años después de la original, con Don Coscarelli aún echando una mano en el guión y el Hombre Alto que sigue aterrorizando...

...que es lo que parece que también se ha propuesto Darren Aronofsky en su última cinta, Madre!, con la que parece mostrarse más enfant terrible que nunca. La película no ha dejado de crear polémica y despierta pasiones encontradas, todo ello en torno a una relación de pareja entre los personajes interpretados por Javier Bardem y Jennifer Lawrence. El tercer protagonista es la casa en la que transcurre la acción, que al parecer bebe de films como La semilla del diablo, El resplandor o El ángel exterminador -ojo qué trío- y tiene entre sus secundarios nada menos que a Ed Harris o Michelle Pfeiffer. Aunque ahora mismo lo que me da más curiosidad es saber qué pinta ahí una gran cómica como Kristen Wiig...

sábado, 23 de septiembre de 2017

El estreno: Judi Dench vuelve a reinar


Con la llegada del otoño aún nos caen un par de blockbusters y mucho cine europeo.

Empezamos con la única novedad española, Los comensales, a medio camino entre la ficción y el documental, que reúne a Juan Diego Botto, Silvia Abascal, Sergio Peris-Mencheta y la uruguaya Denise Despeyroux como cuatro actores reunidos para abordar una representación teatral.

Llega por fin la película danesa A war, finalista al Oscar a la mejor película de no habla inglesa, sobre un conflicto bélico y sus consecuencias, y también tenemos la alemana Bye, bye, Germany, en la que varios hombres tratan de rehacer su vida tras el Holocausto nazi, con la obsesión de viajar a América. Y cerramos este periplo con La historia del amor, coproducción entre Francia y otros países europeos y los USA, con Derek Jacobi o Gemma Arterton en su reparto, sobre un libro que unirá a varias personas.

De los USA nos llegan dos aspirantes a blockbuster: Ninjago, con la que Lego sigue tratando de prolongar el éxito de sus films, ahora con ninjas, y El círculo de oro, secuela de la coproducción británica Kingsman, con este particular grupo de espías. La acción nos lleva ahora a los USA para descubrir una organización paralela, y repite buena parte del reparto original -Colin Firth o Mark Strong- junto a otros como Channing Tatum, Pedro Pascal o Julianne Moore, mientras Matthew Vaughn sigue a los mandos.

Pero el estreno de la semana no es otro que La reina Victoria y Abdul, con Judi Dench retomando un papel que ya le proporcionó un Oscar y esta vez a las órdenes de Stephen Frears, que nos descubre la amistad de la famosa monarca con un joven secretario indio. Dench y Frears, ¿qué podría salir mal?


lunes, 18 de septiembre de 2017

El estreno: Bigelow quiere otro Oscar


Iniciamos un corto periplo mundial con destino a una de las películas más duras del año, y posiblemente también una de las mejores.

Empezamos en Francia con la biografía de Jacques Cousteau, con Lambert Wilson interpretando al famoso divulgador del mundo marino y a Audrey Tatou como su esposa. Y a ver cuándo se animan aquí con un proyecto similar sobre Félix Rodríguez de la Fuente... o Miguel de la Cuadra-Salcedo. También tenemos la comedia Alibi.com sobre un joven que monta una empresa dedicada a cubrir infidelidades, se enamora de una chica que odia a los hombres que mienten... y encima el padre de ella es cliente del protagonista.

La británica Ali & Nino nos traslada hasta principios de siglo para conocer el romance lleno de obstáculos entre un aristócrata musulmán y una princesa cristiana, a quien da vida nuestra María Valverde, cada vez más internacional. Y de los USA nos llegan la comedia Juerga de mamis con Toni Collette...

...y Detroit, lo último de Kathryn Bigelow, única mujer ganadora del Oscar a la mejor dirección, que vuelve con una obra muy en su estilo, en las antípodas de lo que podría calificarse como cine femenino, con una historia demoledora sobre los disturbios que sumieron Detroit en el caos hace exactamente medio siglo y un caso de brutalidad policial y racismo como pocos. Protagonismo para uno de los descubrimientos de Star Wars VII, John Boyega, y Anthony Mackie, el Halcón de Marvel, en un film sin concesiones dispuesto a empezar a plantar batalla por los Oscar... y remover conciencias.